Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2013

Dale papel a Casquivana

Revista Casquivana en Panal de Ideas:
¿Nos ayudás a imprimir?




Casquivana llegó a Panal de Ideas, comunidad virtual de financiamiento colectivo. A través de esta plataforma podés sumarte al proyecto, dando tu apoyo para imprimir el número 6. La revista ya está armada, diseñada y editada. Sólo falta darle cuerpo; es decir: papel.
En nuestro espacio en Panal de Ideas (http://panaldeideas.com/proyectos/revista-casquivana-6/), están todos los detalles sobre cómo participar. Es todo muy simple, muy rápido, y podés hacerlo de manera anónima o contándonos quién sos.
Ahí podés enterarte de cuáles son las formas de adherir, desde la colaboración mínima de $5 en adelante. A partir de los $30, cada aporte tiene su recompensa. Hay para todos los gustos: ejemplares de la revista, libros, talleres literarios, dibujos, posters, espacios de publicidad, almuerzos y mucho más. Toda ayuda que recibamos será muy bienvenida y valorada, como un impulso que nos acerca un pasito más a la impresión de Casquivana.
P…

Deseo alópata por Castellanos Moya

“Y entonces, en ese instante, antes de descoser mis infortunios, recordé mi primera visita a donde Pico Molins, unos ocho años atrás, cuando le expliqué con la mayor ansiedad los dolores que me aquejaban en todo el abdomen, que una úlcera me reventaría en cualquier instante, me quejaba yo, mientras Pico sólo se puso de pie para observar el iris de mi ojo y luego me pidió que sacara la lengua, en vez de revisar mi cuerpo con detenimiento, en vez de mandarme a hacer estudios clínicos, tan sólo había visto el iris de mi ojo y mi lengua, lo que claro está que despertó la peor de mis sospechas, sobre todo cuando continuó con una serie de preguntas que parecía juego de infantes, como eso de si yo prefería el frío o el calor, la carne o el pescado, el color rojo o el azul –vaya estupidez, pensé entonces-, y por si esto fuera poco enseguida dijo que me recetaría unas gotitas de sulfur a la menos 60, las cuales debía preparar en un trasto de peltre con agua pura y de las que debía tomar tres c…

De "Ala de criados", de Mauricio Kartun.

“TATANA:… Las manos de un artesano, imaginaba. Un joyero orfebre. Un relojero. Dedos suizos abriendo los botones. Soltando los lazos. Desenhebrando los cordones. Se le trababan los botones como a un picapedrero. Tiraba. Algo de una goma higiénica. Algo así dijo de una goma higiénica. Y date la vueltita. Groserías. Hablaba entre dientes. Una vulgaridad inefable. Bomba bomba. Tomá bomba bomba. Tatiana la princesa rusa fea. Y el mujik. No: lo imaginaba diferente. Se limpió con la sábana. Asomaba un colchón de estopa y lana. Tuve ganas de escapar. Y más ganas todavía de quedarme y que lo hiciera de nuevo. No pude luego sacármelo de la cabeza, más tarde cuando atacamos Juventud Moderna. Ganas de que vuelva a tironearme de la ropa como si fuera una potranca. Y ganas idiotas de escribirle un poema. Palabras que se me aparecían como nubes. Él y si grosería inmensa… “Un rapidito antes que nos busquen lo niños…” “Bomba bomba…”. Y yo como una opa de estación escribiendo a toda hoja la palabra Bo…