Ir al contenido principal

Los diez mandamientos de Robert McKee

PRIMERO: No le quitarás de las manos la crisis/el clímax al protagonista. Mandamiento anti deus "ex machina".

SEGUNDO: No le facilitarás la vida al protagonista. En un argumento nada progresa si no es a través del conflicto.

TERCERO: No harás una exposición porque sí. Dramatízala. Conviene la exposición en munición. Utilízala para girar el final de una escena, para favorecer al conflicto.

CUARTO: No utilizarás falsos misterios ni sorpresas fáciles. No escondas nada importante que sepa el protagonista. Mantennos al nivel del héroe. Que sepamos lo que él/ella sabe.

QUINTO: Respetarás a tu público. Mandamiento antimercenario.

SEXTO: Conocerás tu mundo como Dios conoce éste. Mandamiento pro­investigación.

SÉPTIMO: No complicarás con nuevos elementos ya que la complejidad de los que dispones es mejor. No multipliques las complicaciones en un solo nivel. Utiliza las tres: intra-personal, interpersonal, extra-personal.

OCTAVO: Llevarás las situaciones al límite, negando las negaciones, llevando a los personajes hasta los extremos y la profundidad más lejanos del conflicto imaginables dentro del propio espectro de probabilidades del argumento.

NOVENO: No escribirás con evidencia. Pon un subtexto debajo de cada texto.


DÉCIMO: Reescribirás.

Comentarios

Seguidores

Páginas vistas en total