A todos los que no vivieron lo bastante
para contar estas cosas.
Y que me perdonen
si no supe verlo todo,
ni recordarlo todo,
ni fui capaz de intuirlo todo.

Dedicatoria de Alexandr Solzhenitsyn en Archipiélago Gulag.

Archivo del blog

Páginas vistas en total