La humillación de Riste


"... su madre era una pedigüeña casi enfermiza, su madre exponía día a día la vergüenza de su pobreza pidiendo a vecinos, amigos, parientes y a veces a desconocidos. Pedía nimiedades o al menos cosas de poco valor, algo de azúcar, un limón, un accesorio para un vestido de Celia, un botón, lo que fuera, pero no faltaba nunca el motivo que la llevaba al pechazo."


Gustavo Ferreyra - Dóberman

Archivo del blog

Páginas vistas en total