Otra dimensión #3

De mi divorcio me quedan: la araña del living, el juego bueno de cubiertos, la cazuela para hacer fondue. El video de la fiesta y las fotos postal posando al costado de la marina.
También heredé, la libreta roja de mis padres, su álbum de fotos y un juego de toallas con sus nombres.
En mi placard hay una caja que nunca tuvo etiqueta, yo ya llamo: “la paralela”.


Archivo del blog

Páginas vistas en total