Cuando el tiempo se mide en semanas #6

Felicitan a un amigo
por estar a mi lado.
¿Es él?, preguntan
lo palmean
me tocan la panza.

Yo sonrío.
No.
Cuento, acaso explico.
No es él es ella
y la señalo.

La gente supone la dupla
para un yo un él.
Preguntan, miran la respuesta.
Y de alguna manera lo entiendo
respondo a esa mirada.
La realidad se impone
igual que la felicidad.

Yo también tuve que vencer
mi  propio prejuicio.

Archivo del blog

Páginas vistas en total