preparándome para hoy...

-Sí quiero, dije y el cura agregó el novio puede besar a la novia.
Y nosotros nos besamos para el público, largo, más largo de lo que se acostumbra a besarse ante Dios...



*
esta noche: en Alejandría.

Archivo del blog

Páginas vistas en total